sábado, 26 de abril de 2008

ENFERMEDADES VENEREAS

IMÁGENES DE ENFERMEDADES DE TRANSMISIÒN SEXUAL
Supuración


Balanitis Candidiásica

Condilomas en Glande


Condilomas en Vulva

Flujo

Sexualidad, Fecundidad y Métodos Anticonceptivos


Objetivos.


Plantear una visión de la sexualidad no exclusivamente genital ni necesariamente coital.
Conocer aspectos básicos vinculados a la sexualidad: anatomía y zonas erógenas.
Conocer los diferentes métodos anticonceptivos y el nivel de seguridad que conlleva cada uno: ventajas e inconvenientes.
Diferenciar los métodos puramente anticonceptivos de los anticonceptivos-preventivos de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).


Introducción


La OMS, definió la SEXUALIDAD SANA como “La aptitud para disfrutar de la actividad sexual y reproductiva, amoldándose a criterios de ética social y personal. La ausencia de temores, de sentimientos de vergüenza, de culpabilidad, de creencias infundadas y de otros factores psicológicos que inhiban la reactividad sexual o perturben las relaciones sexuales”.
Supone la integración de elementos corporales, emocionales, intelectuales y sociales del individuo, por medios que le sean enriquecedores y que potencien su personalidad, su comunicación con los otros y el amor.
Se trata de un conjunto de manifestaciones psíquicas y físicas del ser humano, entendido como un ser indivisible BIO-PSICO-SOCIAL, en constante transformación, y en estrecha relación con la madurez orgánica y las condiciones socioculturales en las que se desenvuelve.


Una sexualidad sana, implica:


La valoración positiva y aceptación del propio cuerpo, lo que contribuye a mejorar nuestra autoestima y nuestras relaciones interpersonales.
Una concepción desinhibida, afectuosa y lúdica de la sexualidad, sabiendo que todos somos diferentes, y siendo capaces de expresar nuestros deseos y respetar los de los demás.
Un conocimiento completo de uso de la sexualidad, en su parte tanto reproductiva como de dar y recibir placer.
En consonancia con lo expuesto es importante no caer en el reduccionismo de identificar sexualidad con reproducción, estimulación sensual con genitalidad o comportamiento sexual con penetración. Por el contrario, la sexualidad puede ser entendida como un ámbito de la experiencia individual, no determinado de antemano, que evoluciona y se modifica a lo largo de la vida adquiriendo diversos modos de expresión no preestablecidos.
Para ayudar a la sexualidad, su desarrollo y una vivencia de la misma, más placentera, consciente, segura y lúdica, se desarrollan, a continuación, unos conocimientos básicos de la anatomía corporal, zonas erógenas, métodos anticonceptivos y preventivos de las infecciones de transmisión sexual.


Anatomía genital
Anatomía genital masculina


La anatomía genital masculina, a diferencia de la femenina, es básicamente externa.
Pene:
Es el órgano usado para la cópula y para la micción. Está formado por dos cuerpos cavernosos laterales y el cuerpo esponjoso, que es central y a través de él pasa la uretra. Estas tres estructuras son las que al llenarse de sangre durante la excitación producen la erección.
La parte anterior del pene se llama glande y la piel que lo recubre se llama prepucio. Esta piel es la que se corta cuando se hace la fimosis.
Escroto:
Es el saco de piel, donde anidan los testículos
En el interior de la pelvis del hombre están las vesículas seminales. Estas, durante la salida de los espermatozoides, aportan un líquido que, junto a los espermatozoides y el liquido de la próstata, forman el semen. Las vías espermáticas, son las vías de excreción de los espermatozoides que conectan los testículos con el pene. Estos conductos son, conductos eferentes, epidídimo y conductos deferentes que desembocan dentro de la pelvis en el conducto eyaculador que desemboca en la uretra antes de que pase por la próstata.
También son importantes, en todo el proceso, las glándulas de Cowper o de Mery-Cowper. Excretan un líquido que sirve para limpiar la uretra antes de la eyaculación ya que el ph de la orina es perjudicial para los espermatozoides.
La principal hormona masculina es la testosterona.
Anatomía genital Femenina
En la anatomía genital femenina se diferencian los genitales externos y los internos.


Genitales externos


La vulva, formada por:
En la parte anterior, el Monte de Venus, es un acumulo adiposo situado sobre el hueso del pubis y esta cubierto de vello.
Los labios mayores, son 2 grandes pliegues de piel que delimitan la hendidura vulvar. Tienen mayor pigmentación de la piel y están recubiertos de vello.
Los labios menores, están situados dentro de los labios mayores, formados por piel que se asemejan a una mucosa. No tienen vello y sí glándulas sebáceas para mantener la humedad dentro de la vulva. Su extremidad anterior se desdobla en dos pliegues que rodean al clítoris y forman por encima de este órgano un capuchón que lo protege. El clítoris es un órgano muy vascularizado con capacidad para la erección y su estimulación produce sensaciones de intenso placer.
El Vestíbulo, es la zona delimitada por los labios menores, donde desembocan la uretra y la vagina. A ambos lados de la vagina están los conductos por donde desembocan las glándulas de Bartholino.Alrededor del meato urinario se encuentra la desembocadura de diversas glándulas uretrales, las más importantes son las de Skenen.La desembocadura de la vagina hacia el exterior esta delimitada por un pliegue que la estrecha y que se llama himen.


Genitales Internos


La vagina
Es un conducto cilíndrico que va desde la vulva hasta el cuello del útero , esta cubierta por mucosa y formada por músculos. La zona más sensible de la vagina esta localizada en el tercio anterior de esta. La mayor parte del tiempo es una cavidad virtual con una gran elasticidad, es capaz de albergar desde un dedo, un pene, un especulo o la cabeza y el cuerpo de un recién nacido durante el parto. También permite la salida de la sangre durante la menstruación.


El útero


Es un órgano muscular hueco, situado sobre la vejiga urinaria y el recto. La cavidad uterina esta recubierta del endometrio que es un tejido especial que permite el anidamiento del embrión, cuando se ha producido la fecundación del óvulo. En el útero se recibe al óvulo fecundado. El porvenir del embrión en desarrollo va a depender de la adecuada maduración del endometrio y de la capacidad de crecimiento del útero.
La parte inferior del útero se llama cérvix o cuello del útero. Este se comunica con la vagina y el cuerpo del útero a través del canal cervical que esta revestido de glándulas a las que se llaman criptas endocervicales. Estas glándulas producen moco cervical bajo la influencia de los estrógenos. Los espermatozoides dependen del moco cervical para su supervivencia y su transporte dentro del útero.


En los ovarios se contiene la dotación de ovocitos que van a madurar a lo largo del ciclo fértil de la vida de las mujeres. El óvulo es la célula reproductora de la mujer.
Las trompas de Falopio son formaciones tubáricas que comunican los ovarios con el útero.
Las principales hormonas femeninas son los estrógenos y la progesterona.


Zonas corporales erógenas


Existen partes, zonas, de nuestro cuerpo cuya estimulación produce bienestar, placer y excitación sexual: son las zonas erógenas. La respuesta de estas zonas corporales a la estimulación se debe a que contienen una alta concentración de terminaciones nerviosas por lo que su excitabilidad es mayor.


Considerando como zonas erógenas primarias las genitales, por la alta capacidad que su estimulación tiene, para producir una respuesta de excitación sexual, existirían otras, denominadas secundarias, capaces de producir la misma respuesta aunque en menor medida o más lentamente.


Generalmente la respuesta de excitación sexual es más rápida mediante la estimulación de los órganos sexuales, como el clítoris, el pene o los pezones. No obstante, las llamadas zonas erógenas secundarias encierran un alto potencial erótico que hay que explorar y aprender a disfrutar. Entre las más comunes se encuentran las orejas, particularmente los lóbulos, el centro de la espalda, labios, garganta, parte interna de los muslos, el cuello, el ano, las sienes, etc.


Es importante tener en cuenta que la estimulación de cualquier parte del cuerpo puede desencadenar una respuesta sexual más o menos intensa, en un individuo concreto. A través de la exploración y experimentación es como se va conociendo y estableciendo la particular forma de disfrutar y vivir la sexualidad de cada persona. Cada cual tenemos nuestras propias zonas erógenas preferentes y siempre cabe la posibilidad de descubrir otras nuevas o aprender a estimular de forma diferente las ya conocidas. La exploración y conocimiento de los lugares más excitantes puede comenzar por cualquier punto para ir encadenando con otros a lo largo de toda la superficie corporal, desde los pies hasta el pelo pasando por piernas, muslos, torso y nuca.


La vivencia y disfrute de la sexualidad es algo que se va aprendiendo mediante la experiencia. Este aprendizaje, en muchas ocasiones, se ve dificultado por prejuicios de tipo social y cultural que identifican la sexualidad con un asunto puramente genital o reproductivo.


Métodos anticonceptivos.


Son aquellos que evitan que las relaciones sexuales vayan ligadas a la reproducción, impidiendo que un óvulo sea fecundado por un espermatozoide. Es importante saber que no existe ningún método perfecto que vaya bien a todas las mujeres u hombres a todas las edades y en todas las situaciones.


Si bien la finalidad de los métodos anticonceptivos es evitar el embarazo, actualmente es importante fomentar, sobre todo entre los jóvenes, aquellos métodos que además del embarazo evitan infecciones de transmisión sexual (los preservativos).Existen muchos y variados métodos anticonceptivos, siendo el mejor aquel que es aceptado por la pareja, tolerado y bien utilizado. Excepto el preservativo, masculino y femenino, los demás requieren consulta previa y asesoramiento médico. Los distintos métodos se pueden clasificar, basándose en su seguridad y eficacia, en:


Métodos mal llamados anticonceptivos.


Son métodos ineficaces basados en creencias erróneas muy extendidas. Además su utilización expone a posibles ITS:
Lactancia prolongada: durante la misma se producen ovulaciones y, por tanto, es un período fértil en la mujer.


Lavados vaginales: los lavados después de un coito no sirven para nada, pues los espermatozoides llegan rápidamente al cuello del útero.


Coito interrumpido: consiste en retirar el pene justo antes de la eyaculación. Este método conlleva varios inconvenientes: exige un gran control por parte del varón, puede haber embarazo por contener espermatozoides el líquido preseminal y, con el tiempo, puede producir trastornos sexuales.
La Lactancia prolongada, lavados vaginales y el coito interrumpido, no son métodos anticonceptivos y no protegen de las ITS y SIDA
Métodos poco seguros.


Requieren un gran conocimiento de la fisiología femenina. Se debe estar bien informado/a y abstenerse de tener relaciones sexuales en los días fértiles.
Ogino: se calcula en base al conocimiento del día de la ovulación. Como el óvulo vive 12 horas y los espermatozoides entre 48 y 72 horas en el útero, hay que evitar el coito durante los 5 días previos a la ovulación y el día siguiente a la misma.


Inconvenientes: no protege de ITS y SIDA.


Temperatura corporal: consiste en calcular el momento de la ovulación a través del aumento de la temperatura que se produce después de ésta (la temperatura basal aumenta de 0,3º a 0,5º centígrados). Este método trata de averiguar los días fértiles para abstenerse de realizar un coito durante los mismos.


Inconvenientes: cualquier tensión nerviosa o resfriado puede producir alteraciones en la temperatura. Condiciona la sexualidad. Es incómodo al tener que tomar la temperatura todos los días. Es poco fiable. Existe la posibilidad de ovulaciones en momentos de tensión emocional. No protege de ITS y SIDA.


Método del moco cervical o Billings: se basa en calcular el momento de la ovulación por medio de la visualización de la mucosidad vaginal, que sufre cambios como consecuencia de la actividad hormonal durante el ciclo menstrual.


Inconvenientes: es un método poco seguro sin la participación del especialista. No deben utilizarse preservativos, diafragmas, espermicidas, DIU o píldora, pues todos ellos producen alteraciones en el moco cervical. El estrés puede retrasar la ovulación. Las ITS producen alteraciones del moco. Algunos medicamentos como tranquilizantes, hormonas, antihistamínicos y antibióticos también pueden producir alteraciones en el mismo. No protegen de ITS y SIDA.
Espermicidas utilizados solos: los espermicidas son sustancias químicas que destruyen los espermatozoides en la vagina. Su presentación puede ser en forma de óvulos, crema o gel que se introducen en la vagina 10 minutos antes de un coito.


Inconvenientes: no eliminan todos los espermatozoides, por lo que no es conveniente utilizarlos solos. Tienen un tiempo limitado de seguridad. Pueden producir irritaciones en el pene y en la vagina. No protegen de ITS y SIDA Estos métodos son poco seguros, necesitan entrenamiento y NO protegen de las ITS y SIDA


Métodos anticonceptivos más seguros.


Diafragma con espermicida. El diafragma consiste en un capuchón de goma flexible que se introduce en la vagina de forma que quede cubierto el cuello del útero. Debe colocarse diez minutos antes del coito y retirarlo ocho horas después.


Inconvenientes: para algunas mujeres es difícil colocarlo. La crema espermicida puede irritar la vagina o el pene. Se tiene que dejar colocado de 6 a 8 horas después de la relación sexual. No protege frente a ITS o VIH/SIDA.


Esponja vaginal: es una esponja especial muy fina impregnada de crema espermicida, rodeada de un cordón de algodón que sirve para su extracción. Se coloca en el fondo de la vagina tapando el cuello de útero. Hay que colocarlo antes de la penetración y retirarla 6 horas después del coito.


Inconvenientes: pueden producirse dificultades para su extracción. Reseca o irrita la vagina por el espermicida. No protege frente a ITS y VIH/SIDA.


Preservativo masculino: es una funda de goma sintética (látex) fina y elástica, que se debe de colocar sobre el pene erecto antes del inicio de la penetración. Después de la eyaculación se debe retirar el pene de la vagina cuando todavía está erecto, para evitar que el preservativo no quede en el interior de la vagina o ano. Su efectividad aumenta si se usa con productos espermicidas. Este método protege de ITS y SIDA.


Inconvenientes: se deben colocar antes de la relación sexual. Algunos hombres refieren pérdida de sensibilidad. Los condones que tienen sustancias espermicidas pueden provocar irritación.


Preservativo femenino: es una funda de goma sintética (poliuretano), que la mujer debe introducir en la vagina, colocando el anillo flexible sobre el cuello del útero y dejando el anillo rígido en el exterior. Se debe de colocar antes de la penetración y retirar al acabar la misma. Este método protege de ITS y VIH/SIDA.
Inconvenientes: su elevado precio. Exige un entrenamiento previo para colocarlo bien.


Dispositivo intrauterino (DIU): es un dispositivo pequeño de plástico y cobre que se introduce en el útero para impedir la implantación del óvulo fecundado. El DIU debe ser prescrito y colocado por personal sanitario.


Inconvenientes: la aparición de cólicos menstruales y mayor cantidad de sangrado durante la misma, e incluso presencia de sangre entre las reglas. Si la mujer queda embarazada debe ser retirado. No debe ser utilizado por mujeres con más de un compañero sexual. No previene ITS y. SIDA.


Métodos hormonales (la píldora): Son el método más seguro y eficaz para evitar un embarazo. Es un método a base de hormonas ( estrógenos y progesterona) que impiden la ovulación. Se inicia al 1º día del inicio de la menstruación y se prosigue durante 21 días. Luego se hace un descanso de una semana, durante la cual aparece la menstruación, generalmente menos intensa y más corta de lo normal.


Son recetadas por el médico de forma que el tratamiento sea adecuado para cada mujer, recomendándose revisiones periódicas. Desde que comenzó su uso se ha ido reduciendo la cantidad de hormonas que contiene cada “píldora”, para reducir los efectos indeseables. La presentación más conocida es en comprimidos (“píldora”), pero existen también anticonceptivos hormonales en forma de: inyectables; de aplicación local como el anillo vaginal e implantes. Los dos últimos de reciente aparición.


El anillo vaginal es un anillo flexible de aproximadamente de 5 cms de diámetro que se inserta dentro de la vagina y que libera progestágeno y estrógeno dentro del cuerpo para evitar el embarazo. La mujer se lo inserta ella misma, lo deja en la vagina durante 3 semanas y luego lo retira por una semana para tener el período. Al igual que otros métodos hormonales, se requiere prescripción por parte del médico.


El implante consiste en una serie de varillas (de 1 a 5) plásticas de igual tamaño que el ginecólogo inserta debajo de la piel en la parte superior de tu brazo, utilizando un anestésico local. Las varillas liberan una dosis constante de hormona que impiden la ovulación. Una vez colocado, tiene una duración de 3 a 5 años. Durante ese tiempo proporciona protección ante embarazos con un rango de eficacia del 99.8% o incluso más. [ADAM. Enciclopedia Médica en español]


Inconvenientes: puede haber cambios de peso, cambios de humor, presencia de más infecciones vaginales y puede salir algo de sangre entre las reglas. Pueden haber olvidos en la toma diaria. Puede no ser un buen método para mujeres mayores de 35 años de edad. No protege contra las ITS y VIH/SIDA.
Tanto el preservativo masculino como el femenino son los únicos que protegen de las ITS y VIH/SIDA


Métodos definitivos.


Vasectomía: se realiza mediante una operación simple, con anestesia local, que no requiere hospitalización. Consiste en cortar los conductos deferentes (que son los canales por donde pasan los espermatozoides) para evitar que los espermatozoides formen parte del semen. No interfiere ni la actividad, ni la capacidad sexual.
Ligadura de trompas: se realiza mediante una pequeña incisión en el abdomen y consiste en la sección de las trompas para impedir que los óvulos pasen y sean fecundados. Requiere anestesia general y hospitalización.Son los métodos anticonceptivos más eficaces, pero no protegen de ITS. y SIDA


Métodos de emergencia


Es un método hormonal, también llamado: “píldora del día después o píldora post coital”, que debe ser utilizado como método de emergencia y no como un método anticonceptivo rutinario, debido a que supone la ingesta de una cantidad alta de estrógenos para provocar la descamación del endometrio. Debe ser utilizado como un recurso excepcional, siguiendo las indicaciones y plazos establecidos para que sea eficaz. Su uso continuado supone un peligro para la salud debido a los efectos secundarios de los estrógenos a altas dosis.


Requisitos para la contracepción en la adolescencia.
Debe ser reversible.


Es lógico que la contracepción de la adolescente deba preservar la capacidad procreadora; no obstante, hay casos excepcionales de adolescentes con enfermedades graves o deficiencias psíquicas que contraindican un embarazo y en los que se puede plantear la contracepción irreversible


No debe interferir en el crecimiento estatural de la adolescente.
Se sabe que las actuales combinaciones estro-progestativas de los anovulatorios orales no presentan un impacto negativo sobre la talla. El pico de crecimiento de la adolescente ocurre unos meses antes de la menarquia, siendo el crecimiento posterior más lento. Se considera que el 89% de la talla se alcanza a una edad ósea de 13 años.


De fácil realización.
Con frecuencia los métodos que requieren mayor cuidado en su utilización son rechazados o utilizados de forma inadecuada (p.e. diafragma).
Adecuado a la actividad sexual.
Sería deseable que los adolescentes con relaciones sexuales adoptaran principalmente métodos de barrera (preservativo masculino o femenino).

http://www.educacionsexual.cl/videos/index.htm

video